Las Claves del Talento – Dan Coyle

Las Claves del Talento

Las Claves del Talento

Existe el mito o fantasía occidental del origen innato del talento. La gente prefiere creer que las personas talentosas, lo son por recibir en su interior una dotación elevada de talento en el momento de nacer por causas varias entre las que destacan las genéticas. Sin embargo, los últimos estudios nos hablan de una dotación inicial de inteligencia y una capacidad para aprender desarrollando los circuitos neuronales.

Este nuevo planteamiento, basado en la mielina: sustancia que recubre las conexiones neuronales y que hace que se coordinen los circuitos de toma de decisiones y la realización de las acciones.

boton_comprar

Argumento

En Las claves del talento, Dan Coyle le da un nuevo enfoque a los mecanismos del aprendizaje partiendo de las últimas tendencias e investigaciones en este ámbito. Para poder desarrollar una habilidad, el autor nos introduce tres conceptos clave que se han de dar simultáneamente: la práctica intensa, la ignición y el maestro instructor. Cuando todos se combinan, aparecen los resultados sorprendentes.

La práctica intensa, es el primer gran aspecto a tener en cuenta y se basa en el esfuerzo reiterativo en el desarrollo de una actividad. Uno de los principios que cuestiona Dan Coyle es el de la memoria como un registro en el cual se graban datos. La memoria funciona más como una estructura: a medida que nos esforzamos y centramos en un tema concreto, mayor estructura vamos creando y a mayor estructura, mayor velocidad de aprendizaje. Por tanto, el esfuerzo es un requisito biológico para el aprendizaje, no una opción.

El segundo elemento es la ignición, y es el proceso que crea y mantiene viva la motivación. Esta motivación viene motivada por elementos subjetivos como el compromiso o la percepción del “yo” y a elementos externos como la valoración externa de nuestra habilidad y de nuestras posibilidades.

Por último el tercer elemento importante es el del maestro instructor, una persona capaz de combinar la practica intensa con la ignición para lograr que el alumno siga motivado en su práctica intensa para lograr progresar en sus habilidades. Estos maestros, se caracterizan por su amplia experiencia enseñando, su mirada limpia y su extremada sensibilidad para poder conectar con el alumno.

Recomendación

Un libro que nos presenta una nueva forma de entender el proceso de aprendizaje y que resulta altamente inspirador para todas aquellas personas que han de enseñar, educar o han de aprender. Es muy importante dejar de lado el mito del talento innato y centrarlo en el esfuerzo palpable. Mi pregunta es si la sociedad actual está preparada para cambiar desde el inmobilismo hacia el esfuerzo.

boton_comprar

Ficha Técnica

Título: Las Claves del Talento
Autor: Dan Coyle
Editorial: Zenith

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook

11 Responses to “Las Claves del Talento – Dan Coyle”

  1. El tema del TALENTO es siempre resbaladizo. Obviamente el aprendizaje requiere esfuerzo y con mucho entrenamiento puedes adquirir un buen nivel de habilidad, incluso de excelencia. Pero eso no niega lo innato del TALENTO sino que valida que el potencial o capacidad humana es susceptible de desarrollo. La mielina es un argumento neurológico pero hay muchas mas hipótesis neurológicas (estudiese a Jung, Benziger, etc) que apuntan a que existe una zona de dominancia natural en el cerebro o dotación primaria. También existen argumentos biológicos: la forma implica posibilidad de capacidad y biologicamente no hay dos personas iguales (manos, estructura neurológica, órganos internos, etc) y argumentos psicologicos que invalidadn la tesis del autor Coyle. por ejemplo la hipnosis: en estado hipnótico puedes desarrollar una habilidad por imitación sin esfuerzo, mientras que cuando haces uso de tu talento entras en un estado hipnótico. Innato no quiere decir heredable geneticamente, esto ya hace muchos años que el genetista Sheldrake lo dejo muy claro. Estoy de acuerdo en que se consigue mas con esfuerzo que con el talento inactivo, pero eso no implica antagonismo de tesis. Es mas el talento es necesario pero no suficiente. La cuestión está mas bien en descubrir el talento personal, una experiencia que pocos han tenido el privilegio de vivir.

  2. waaaaauu bueno como comienzo es algo increible el tema sobre el talento te hace ver las cosas de diferente manera en realidad io no lo podia creer pero cuando pude leerlo me sorprendi en k como la practica hace al maestro pero no solo al maestro en si sino como k lo k es algo tan dificil se vuelve facil de hacer con solo practicando de tu manera bueno si cada persona comenzara a leerlo se quedaria pasmada al comienzo no lo entenderia pero con las historias que esas personas bueno si le agararia el sabor de seguir leendolo es facianate lo k cada persona es como en su forma de practica bueno con las personas con las k io paro no le ponen algo k no se compra k es ganas aca todo lo ven de diferente manera en k si tiene algo solo trabajan en eso pero ami parecer si tuviera mas bissnes(dinero) me gustaria practicar cada cosa k se me venga ensima esto eso aquello osea algo k para otra persona es muy estupido como decir si haces eso d k te va a servir pero io no lo veria de eso modo sino como una ayuda mas como en la pelicula si bueno es una pelicula la cual le dices a todo lo k tedigan o veas si y te pasan cosas cheveres de seguro canguro a eso mas me refiero cosas k me podran pasar y ala ves aprovechar delo k he aprendido no eso me gusta

  3. De acuerdo con Alberto Sánchez-Bayo S., pero quiero incluir aquí las ideas de Howard Gardner en Mentes creativas, que es una investigación a fondo de esas claves del talento, profundizando mucho más en el contexto biográfico, social y psicológico de lo que el superficial libro de Coyle hace. Coyle coge ideas de autores anteriores: Gardner, Maslow, etc. y de la moda de “los tutores resilientes” (Cyrulnik, etc.), cambia algunos términos del vocabulario (IGNICIÓN por motivación inducida, etc), trae a colación algunos casos prácticos que tienen fuerza literaria, y nos ofrece una obra superficial y bien distribuida con la adecuada campaña de marketing.
    Pero, ¿es un aporte significativo? Porque yo no he encontrado ni una idea original.
    A ese respecto, el ajedrez soviético maneja estas ideas desde los años 40 (escuela de Botvinnik, escuela de Dvoretsky o de Zlotnik).
    Una cosa es la novedad en las ideas, otra es verter el viejo vino en odres seminuevos.

    Un saludo.

  4. si me sirve para el colegio que me lo estan pidiendo gracias